​​ ​Hoy en la Historia de Guatemala ​​

3 de agosto de 1911
Sepultan al poeta y diplomático cubano José Joaquín Palma

Artículos recientes

Retrato del poeta José Joaquín Palma  a su llegada a Guatemala
Imagen tomada de Wikimedia Commons
El 3 de agosto de 1911 a las 10 de la mañana fue sepultado en el Cementerio General de la ciudad de Guatemala el insigne poeta y diplomático cubano José Joaquín Palma, quien poco antes había confesado ser el autor de la letra del Himno Nacional de Guatemala.  Poco antes de su muerte, el gobierno del licenciado Manuel Estrada Cabrera le hizo entrega de una corona de laurel de plata, la cual no pudo sostener en su frente por su delicado estado de salud, provocando el llanto de los presentes.
Palma llegó a Guatemala durante el gobierno del general Justo Rufino Barrios, aprovechando que dicho régimen había reconocido al gobierno independentista cubano en el exilio.  Aquí se encontró con varios intelectuales de su patria, incluido el insigne poeta José Martí.  En Guatemala tuvo a su cargo importantes instituciones educativas que en esa época eran de lo mejor de Latinoamérica:  la Biblioteca Nacional y el Instituto Nacional Central para Varones.  Además, junto con otros intelectuales exiliados, como el español Valero Pujol y el nicaragüense Rubén Darío acostumbraban a tener reuniones culturales con frecuencia.
En 1896, como parte de la organización de la Exposición Centroamericana del siguiente año, fue parte del jurado calificador del concurso para establecer un Himno Nacional de Guatemala, jurado que declaró ganadora la letra de un autor anónimo.  No fue sino hasta en 1911, ya al borde de la muerte, que confesó ser el autor de dicha letra indicando que no le puso su nombre para evitar alegatos de conflicto de intereses por ser miembro del jurado calificador.

Tras la derrota de España a manos de los Estados Unidos en 1898, Cuba se independizó y Palma fue nombrado cónsul de ese país en Guatemala, puesto que había participado en las guerras independentistas en la década de 1870, antes de tener que partir al exilio.
Durante el gobierno del coronel Arbenz, el gobierno cubano de Prío Socarrás solicitó la repatriación de los restos del poeta a su tierra natal, en donde fue sepultado con todos los honores y nombrado coronel del Ejército Cubano.

Gobernantes de Guatemala

  • Azcuy Alón, Fanny (1948). José Joaquín Palma - Toda Una Vida. La Habana, Cuba: Academia de la Historia de Cuba. 
    Bonilla Ruano, José María (1935). Anotaciones críticodidácticas sobre el poema del himno nacional de Guatemala. Guatemala: Unión tipográfica. 
    Carrera Mejía, Mynor (s.f.). Las Fiestas de Minerva en Guatemala, 1899-1919: El ansia de progreso y de civilización de los liberales. Costa Rica: Universidad de Costa Rica. 
    Fernández de Castro, José A. (1949). 'Esquema Histórico de las letras en Cuba (1548-1902). La Habana, Cuba: Departamento de Intercambio Cultural de la Universidad de la Habana.